Coliflor salteada con parmesano y limón.

Sé que prometí al fotógrafo del blog no hacer ninguna receta nueva de coliflor hasta la temporada que viene. Pero el caso es que la coliflor que llegó el lunes en la cesta de verduras era enorme, y a lo largo de la semana ya hemos comido coliflor con bechamel, coliflor al ajillo (él), coliflor con brócoli al vapor (yo) y en el frigo prácticamente lo único que quedaba hoy domingo era un buen trozo de coliflor. Así que, faltando a la palabra dada, me he acordado de una receta de coliflor salteada que vi en el blog 101 Cookbooks, que tenía muy buena pinta y serias posibilidades de gustarle a Diego, dentro de las posibilidades que tiene cualquier cosa que lleve coliflor, que son escasas.

Coliflor salteada con limón y parmesano

Y mi intuición no ha fallado. Su veredicto ha sido un ‘no está mal’, sin gran alharaca. El mío ha sido más entusiasta. Ay, si se me olvidaba lo más importante: la ha cocinado él, porque es el rey del salteado, ya que domina  a la perfección ‘el girito de la muerte’: vamos, hacer saltar por los aires lo que sea que haya en la sartén sin causar bajas. Lo de ‘de la muerte’ es cuando lo hago yo.

Necesitamos: una generosa ración de coliflor por persona (mengua bastante), 1 diente de ajo picado, ralladura de la corteza de medio limón, parmesano rallado, sal y sal maldón y aceite de oliva. La receta original lleva cebollino, pero no teníamos.

Y hacemos lo siguiente:

Preparamos la coliflor cortando los ramilletes bastante pequeños, del tamaño de una aceituna o más pequeños. Lo mismo con el tronco. Echamos la coliflor en una sartén grande con un chorrito de aceite caliente, añadimos la sal, y esperamos el tiempo necesario para que se dore bien. Para agilizar el asunto, podemos tapar la sartén diez minutos, después quitamos la tapa para que se evapore la humedad y se doren bien, que es la gracia. A los 20 minutos pinchamos con un tenemos para ver si están listos. Creo que deben quedar un poco al dente, si está muy blando es como si la cociéramos. 30 segundos antes de sacarlo del fuego, añadimos el ajo picadito y damos unas vueltas. Una vez en la mesa, añadimos la ralladura de limón, el parmesano rallado y unas escamas de sal maldón.

El limón le da un punto espectacular.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recetas con verduras de temporada, Vegetariano, Verduras de invierno, Verduras de primavera y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Coliflor salteada con parmesano y limón.

  1. Esther dijo:

    Riquísima la coliflor así!! Yo odio la coliflor (en mi casa se ha hecho de siempre muy pasada y con bechamel, y le cogí manía por el olor) pero cocinada de esta forma está muy buena. Por cierto, lo del limón, un puntazo!!

    • nagore dijo:

      Hola Esther, yo creo que eso del olor de la coliflor nos ha pasado a la mayoría, jeje! Me alegro de que te haya gustado, así es como la preparo ahora yo la mayoría de las veces. Hasta pronto!

  2. Pingback: Coliflor salteada con aliño de orégano y perejil. | qué hago con mi cesta de verduras

  3. Alicia dijo:

    Uy, acabo de encontrar tu blog y me encanta! Recetas muy asequibles y sabrosas, que una cosa no quita la otra.
    Esta receta me ha gustado porque la coliflor nunca me termina de convencer pero con limón todo mejora en la vida 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s