Rollitos de invierno al vapor.

Con las verduras de invierno se pueden preparar los clásicos rollitos de los restaurantes chinos, o al menos una versión libre de los mismos. Son esos rollitos envueltos en obleas de arroz rellenos de diversas verduras, con o sin carne, y es una receta perfecta para cuando tenemos algunas sobras de esto y de lo otro. Se pueden hacer fritos o al vapor, que es como los hemos preparado. Una buena idea que, en su fase de ejecución, resultó un desastre tras otro, así que atención a mis errores para no repetirlos 🙂

rollitos de verdura

Necesitamos: obleas de arroz, berza y/o lombarda, zanahoria, cebolla y/o puerro, unas hojas de lechuga, unas hojas de menta, carne de cerdo picada. Y un cacharro para cocer al vapor.

Y hacemos lo siguiente: primero nos ocupamos del relleno. Picamos en tiras muy finas la col, la zanahoria, la cebolla y/ o el puerro. Pochamos un poco de cebolla y ahí salteamos la carne picada de cerdo (hemos usado una hamburguesa desmenuzada de Ezkurtxerri, unos cerditos que viven en Getaria).

Seguimos las instrucciones del paquete para humedecer las obleas. Error número 1 a evitar: No os paséis con el remojo, o se romperán. Hay que encontrar el punto en el que se doblan, pero no se han convertido en una medusa.

Sobre cada oblea ponemos una cantidad indeterminada de verdura y un poco de carne picada. Sin pasarse, para poder cerrarlos bien.

Error número 2 a evitar: que los rollitos se peguen a la vaporera. Para eso, colocamos cada rollito sobre una hoja de col o lechuga que vayamos a descartar (las de fuera).

Hacemos los rollitos al vapor unos minutos, pocos. Lo justo para que la verdura de dentro se ablande un poco. Si nos pasamos, la masa de arroz… se convertirá en un moco (mi error número 3 en los primeros que hice).

Servimos para comer envueltos en una hoja de lechuga y unas hojas de menta. Error número 4 a evitar: el tipo de lechuga. Yo tenía de roble, y con eso no se puede envolver el rollito bien 😦

Lo ideal sería acompañar de alguna salsa exótica hecha en casa, pero a mi nunca me cuadra. Para los interesados, un dejo un enlace a esta página de recetas tailandesas que tiene de todo, Cocino Thai. Nosotros las hemos acompañado con salsa tamari, y nos pareció bien.

En fin, que a pesar de los múltiples errores de ejecución, de que tuve que descartar algún rollito, de que incluso uno acabó flotando en el agua hirviendo, de que me quemé…. de que la cocina acabó pareciendo un campo de batalla… ¡estaban ricos!

Hace tiempo publicamos estos otros rollitos de col, así como estos rollitos dos acabados, que a lo mejor os inspiran más, por si no os fiáis con tanto desastre que os he contado. Pero estas cosas pasan ¿no? Esto no es un tablero de Pinterest, ni el Instragram, donde todo es irrealmente perfecto.

Si los probáis, contadnos por qué versión os habéis decidido.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cesta de verduras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s