Puré de calabaza y pera.

Ya que últimamente no cocino para paladares adultos nada apto para colgar en este blog (madres blogueras cocineras del mundo, ¿cómo lo hacéis?), he decidido inaugurar nueva sección: recetas para bebés.  De momento no tengo mucha experiencia, pero ya acumulo un fracaso y un éxito. El fracaso, siendo mi hijo de su padre, ha sido inevitable: el puré de calabacín. Me lo escupió a la cara, como le encantaría hacer al fotógrafo,  pero varios años de educación jesuítica se lo impiden. Volveré a intentarlo. El éxito: este puré de calabaza y pera. Ya, no es de temporada. Ya, no ha venido en la cesta (que volvemos a tener). Pero esta sección no tiene más condiciones que el paladar de Silban.

Puré de calabaza y pera para bebé.

Necesitamos: dos patatas pequeñitas, una pera conferencia, una rodaja de calabaza. Opcional: un babero, un rollo de papel de cocina, dos cucharas y diversos elementos de distracción.

Y hacemos lo siguiente: troceamos todo y lo cocemos al vapor hasta que esté listo, unos 10-12 minutos. Pasamos por la batidora, el pasapuré o machacamos con un tenedor, al gusto del bebé.

Buena suerte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Potito, Puré bebé, Recetas infantiles y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Puré de calabaza y pera.

  1. Pingback: ERREZETA: Kalabaza, kalabazin, azenario eta sagar/madari potitoa « Basherriak [Hasiera]

  2. Pingback: Potito calabaza, zanahoria, calabacín y manzana/pera. | qué hago con mi cesta de verduras

  3. Pues una cosa te voy a decir.

    Dices que te costó colársela al infante pero, te aseguro que colarle las calabazas, zanahorias y el “verde” a uno que yo me sé, me costó un triunfooooo.

    Educación jesuística no sé. Quizás. Pero, meter a la gente en la cocina e invitarles a cocinar también ha funcionado en mi caso (las lentejas y la tortilla de patata le salen mejor a él que a mí y está muy orgulloso de ello).

    Importante la educación, y también que el que prueba tenga esa motivación que le anime a probarlo y no escupirlo en el plato (o peor aún, a nosotras). Y no dejar de insistir e insistir como un disco rayado. Y la última vez que cociné acelgas me dijo “Al final vas a conseguir que hasta me gusten las acelgas”. Se me quedó esa cara de pánfilo-boba que no es capaz de cerrar la boca, je, je.

    También tengo la suerte (inmensa) de recibir una cesta de verduras cada semana y a veces hay que agudizar mucho el ingenio para que los menús no sean monótonos. En eso, vuestro blog ha creado precedente. Se lo recomendé a todo el grupo de consumo y están muuuuy contentos.

    Me paseo por aquí cuando puedo y tengo ocasión. Y ya era hora de que os dejara un comentario 🙂

    Saludos

    • nagore dijo:

      Hola Teba, gracias por visitarnos, por tu comentario y por recomendarnos! Tú, como tienes para negociar los panes, tienes una ventaja 🙂 Pero a mí no me queda otra que insistir, con el grande y con el pequeño, como tú dices, como un disco rayado! Pero si al peque no le gustan las verduras, de qué me voy a quejar, si su padre se las come por deber, no por placer; y su madre, aquí donde la ves con un blog de recetas de verduras, ha sido malísima comedora hasta bien entrada la veintena… si hasta me pedía las ensaladas sin lechuga!

      • teba dijo:

        Bueno Nagore,
        soy de las privilegadas a las que siempre ha gustado la verdura pero, ahora la disfruto más. En mi grupo también hay una chica a la que tampoco le gustaban las verduras y ahora, las cocina cada semana.

        Y sobre el pan, pues al principio no te creas que todo eran “felicidades” y, ha costado cambiar un paladar acostumbrado al “pan de molde sin corteza” a un pan de miga más densa y con un sabor muy, muy distinto al del pan “comercial”.

        Cualquier cambio siempre implica una transición y mucha “exposición” al nuevo elemento a introducir. Los panes con masa madre son ligeramente ácidos y no a todo el mundo le gusta ese toque. Cuando comencé a utilizar la masa madre me salían muy ácidos y hemos tenido que mejorar la técnica para que salgan con prácticamente nada de acidez (pero depende del tipo de pan). Ahora no lo cambiamos por nada.

        También un aplauso por el padre que, aunque no le emocionen, se las come. Así que a “predicar con el ejemplo”, je, je. Todo este trabajo tendrá sus frutos en el futuro.

        Un saludo

  4. mestressa dijo:

    A mí también me parece genial la idea de incluir recetas para bebés en tu blog!
    Mi experiencia con mi bebé me dice que igual que no hay dos paladares adultos idénticos, tampoco los hay de bebés. No encontrarás a dos bebés que coman igual, que les siente igual de bien una misma comida, que les guste exactamente lo mismo, etc. (No encontrarás, además, dos pediatras que te recomienden la misma dieta…). Por tanto, la mejor fórmula es que tú le ofrezcas variedad de productos a tu bebé y que él vaya probando.
    Mi hijo siempre ha querido comer él solito. No ha tolerado nunca que yo le metiera una cuchara en la boca. Todo tenía que pasar por sus manos… La fórmula que me funcionó fue la cocinar las verduras al vapor y trocearlas si llegar a hacer puré, para que él las pudiera coger con las manitas y metérselas en la boquita (de hecho, a los seis meses un bebé no hace otra cosa que meterse cositas en la boca). Y desde el primer día disfruta como nadie comiendo trozos blanditos de brócoli, judías verdes, patatas, zanahorias… Con la fórmula de los trozos ya no es imprescindible lo de las cucharas ni los elementos de distracción, porque la propia comida es el elemento de distracción. Ahora bien, sí son imprescindibles una escoba, un recogedor y una fregona 🙂

    • nagore dijo:

      Hola Mestressa! La verdad es que dudé con la sección por lo que dices, nunca sabes qué le va a gustar a un bebé… así que es una sección para madres en fase ensayo error. Lo de la verdura troceada ya lo había leído, seguramente haremos el intento a ver qué tal. Hasta pronto!

  5. Nihacc dijo:

    ¡Qué majo, sus primeros purés! Jo, mira que es mala suerte lo del calabacín… si es que los genes tenían que salir por algún lado, ¡jaja! 🙂

    • Nagore dijo:

      Pero ya se lo he colado, eso sí, bien camufladito con otras cosas!! 🙂 lo subo un día de estos, que además
      añadiendo sal y aceite quedó una receta bien rica para mayores.

  6. Regalafruta dijo:

    Buenas! Nosotros también acabamos de conocer tu blog y nos ha encantado, recetas originales y saludables justo como nos gusta porque como tú, también somos fans de las frutas y verduras frescas. De hecho nos dedicamos a llevarlas en forma de cesta donde queráis.

  7. Silvia dijo:

    El rollo de cocina imprescindible!!!
    Acabo de conocer tu blog, es estupendo y la idea de recetas de bebes genial!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s