Coliflor rebozada con salsa hindú.

Con una coliflor de 2,5 kilos en la cesta de verduras de esta semana, no queda otra que empezar la semana comiendo la susodicha. En este caso, en una receta que es una variante de  otra que hace tiempo encontré en Internet, las albóndigas hindúes, y que está para chuparse los dedos. Lo siento, no puedo indicar la fuente, porque pasé la receta a un cuaderno y no recuerdo donde la encontré. En este caso, en vez de las albóndigas, el ingrediente principal es la coliflor, rebozada con harina de garbanzos, con lo que obtenemos pakora de coliflor. Además, se acompaña (o se baña, según se prefiera), de una salsa de tomate muy especiada. Un viaje al cálido oriente en mitad del frío invierno. Ejem.

Coliflor rebozada con salsa hindú

Para preparar esta receta necesitamos: coliflor en pequeños ramilletes, harina de garbanzos, agua, salsa de tomate, aceite de oliva, sal, dos onzas de chocolate negro y especias: canela en rama y en polvo, comino entero y en polvo, curry, ras el hanout, guindilla… Y un poco de bicarbonato (a saber para qué).

Y hacemos lo siguiente:

Por un lado, preparamos la salsa de tomate en una cazuela amplia. La verdad, yo la hago con tomate triturado (de lata), al que le hago un sofrito de ajo y cebolla picados. Pero con una salsa casera 100%, seguro que está todavía mejor. A la salsa le añadimos las dos onzas de chocolate negro y media rama de canela. Dejamos hacer 10 minutos y añadimos las especias: guindilla (o pimentón picante), canela en polvo, comino en polvo, el curry, el ras el hanout… ¡espolvoreando bien, que se note! Dejamos que haga chup-chup mientras nos ponemos con las pakoras de coliflor.

Para eso, calculamos un vaso de harina de garbanzos y añadimos el comino entero, guindilla en polvo (o pimentón picante) y una pizca de bicarbonato. Vamos añadiendo agua y removiendo poco a poco, hasta lograr un mejunje en el que se puedan empapar los ramilletes de coliflor. No muy líquido, porque no agarraría. Podéis verlo aquí.

Ponemos aceite a calentar en una sartén y vamos friendo los ramilletes. Escurrimos en papel absorbente y los vamos colocando en la cazuela con el tomate. Cuando hayamos acabado, tapamos la cazuela y lo dejamos una media hora a fuego bajito para que la coliflor se termine de hacer.

También hay otra forma de hacerlo: cocer la coliflor (mejor al vapor) antes de rebozarla y freirla. Después, servir con la salsa y listo.

De la primera forma, el sabor de la salsa especiada lo inunda todo. En la segunda, se mantiene más el sabor y la textura de la coliflor. Para gustos…los sabores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cesta de verduras, Recetas con verduras de temporada, Vegetariano, Verduras de invierno y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Coliflor rebozada con salsa hindú.

  1. pedro dijo:

    Hasi da gauza konplikatzen eh! garbantzu iriña, krepak…. buff!.. utzi denbora pixkat dena asimilatzeko ezta?
    Atzo azalorea bexamelakin egin nuen eta nire sorpresarako oso goxoa zegoen! Nire lehenengo bexamela zen eta porruekin egin nuen.
    Emaztea gustora dago! berarentzat buruko min bat gutxiago!

    • nagore dijo:

      Lasai, lasai, urteak egun asko dauzka dana probatzeko! Pozten naiz zure arrakastarekin, horrela segi!! Eta segi zure aurrerapausoak kontatzen, seguru eredua ematen duela, jaja!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s