¡Cómo pesa la séptima cesta!

Y como para no pesar. Me consta que nuestro agricultor no lee este blog, de lo contrario creería que ha atendido mis plegarias, porque… ¡han llegado novedades! En concreto, dos. Dos coles: una coliflor y una col rizada. Parece que es cierto eso de que hay que tener cuidado con lo que se desea. El lunes al mediodía, antes de recoger la cesta de verduras, habíamos comido coles… de bruselas. Con las propiedades maravillosas que deben tener las coles, vamos a terminar la semana con 10 años menos. El resto de cositas que traía la cesta, ya las conocemos: una súper rodaja de calabaza (que he empezado a licuar en el zumo del desayuno), remolachas, puerros, escarola, zanahorias  y kiwis. Ala, pues a ver qué hacemos con la col rizada, que no había entrado una por la puerta de casa jamás.

Nuestra séptima cesta de verduras y hortalizas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cesta de verduras, Verduras de invierno. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¡Cómo pesa la séptima cesta!

  1. pedro dijo:

    Nere amak kalabaza garbantzuei botatzen dio (patatak balira bezala) eta oso goxoa geratzen omen da! baina neuk ez det oraindik probatu… eta aza kixkurrantzako berriz eztaukat nik errezeta majikorik… ea zer asmatzen dezun Nagore!

  2. Erinna dijo:

    Para la calabaza, a ver si me da tiempo mañana o pasado te cuelgo la receta de un batido riquísimo.
    ¡En nombre de los terrícolas, gracias por elegir consumo eco!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s